Clínica Veterinaria Madrid

¿POR QUÉ RONRONEA EL GATO?

¿POR QUÉ RONRONEA EL GATO?

¿POR QUÉ RONRONEA EL GATO?

Aparece por primera vez cuando los gatitos tienen tan solo una semana de vida y se produce antes cuando los amamanta su madre. Actúa entonces como señal de que todo va bien y que el alimento está llegando bien a su destino. Ella ronronea a sus pequeños mientras se alimentan, dándoles a entender que ella también goza de un estado de ánimo relajado y complaciente. El ronroneo entre gatos adultos es ciertamente secundario: se deriva de este primer contexto padres-crías.

El ritmo de la exhalación/inhalación del ronroneo del gato se lleva a cabo con la boca firmemente cerrada, y puede continuar sin el menor esfuerzo durante horas.

Los gatos aquejados de un dolor, heridos, de parto o incluso moribundos, ronronean a menudo en voz alta y durante mucho tiempo. Los gatos felices también ronronean, éste indica un estado de ánimo social amistoso.

Actualmente se está descubriendo que este comportamiento felino tiene múltiples beneficios para nosotros. Al interactuar con un gato ronroneando, nuestro cuerpo reacciona de manera involuntaria. Seguro que alguna vez te has sentado con tu felino ronroneando y te has relajado hasta tal punto de quedarte dormido.

Los beneficios son por ejemplo:

  • Nos hace sentir bien. No olvidemos que si estamos tristes, una muestra de cariño como esta nos ayuda a levantar el ánimo y coger la vida con energía. Es el cargador de nuestra batería.
  • Nos relaja y disminuye nuestro estrés. Un día duro en el trabajo, llegamos a casa y nos sentamos a ver la tele para desconectar, nuestro pequeño viene a darnos mimos y cuando queremos darnos cuenta estamos como en una nube. ¡No hay nada como eso!
  • Ayuda a nuestro sistema inmunológico y puede ayudar a superar las infecciones fácilmente. Como el ronroneo relaja y nos ayuda con el estrés, por consecuente ayuda a nuestras defensas y favorecer el sistema inmunitario de nuestro organismo.
  • Disminuye la presión sanguínea. Según las situaciones o el estrés que vivamos en cada momento, nuestra presión cambia. Además de relajarnos, el ronroneo de nuestro felino nos ayuda a disminuir nuestra presión sanguínea y así proteger nuestras arterias.
  • Los propietarios de gatos tiene un 39% menos de probabilidad de sufrir un ataque al corazón. Diversos estudios demuestran que las personas que conviven con un gato en casa, juegan con él y le dan cariño; tienen menos riesgo de padecer enfermedades coronarias graves.
  • Ayuda a nuestros huesos, músculos y tendones.  Los músculos y el tejido blando pueden recuperarse más fácilmente con la frecuencia de vibración del ronroneo (entre los 20-140 Hz). Las frecuencias entre 25 y 50 Hz son las mejores para la salud de los huesos.